BC

Business Club

cerrar

Pruva Regina. “Chimera”, el velero de Bond en Skyfall, a la venta por casi 9 millones.

Su nombre real es Pruva Regina y se alquila por semanas, pero sus propietarios lo han puesto en venta.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • Linkedin
  • WhatsApp

Seas detractor o no de un James Bond interpretado por Daniel Craig, la verdad es que la escena de Skyfall en la que Bond se acerca a Sévérine, estática contemplando el horizonte, es un compendio de bellezas, como la de la misma Bérénice Marlowe, la exótica actriz y modelo francesa de orígenes franceses y camboyanos, perfecta mujer Bond, o las soleadas vistas de la costa turca en la que fueron rodadas estas escenas, o la elegancia y el estilo caminando incluso por una cubierta del mismo Craig y, cómo no, la de un gran velero como el Pruva Regina.

Con sus 183 pies, 56 metros, el Regina es uno de esos veleros clásicos de dos palos que se alquilan por semanas a un módico precio desde 50 a 90.000€. Sin Bérénice, claro, pero con la garantía de la experiencia única de navegar en una goleta con toda clase de comodidades y lujos.

La buena noticia es que hoy su precio está en 8,85 millones de euros, un pico menos que en su anterior venta en 2012, en la que alcanzó la cifra de 11 millones de euros, pero claro, en el mismo año del lanzamiento de la película en la que tomaba un especial protagonismo. Luego vino Spectre y el tiempo y muchas semanas charter y parece que el Regina ya no tiene tanta demanda ni es el mismo, pero es un barco con tan solo 6 años de navegación encima. Osea, una oportunidad para hacerse con él para toda una vida y surcar todos los mares del mundo. Bien acompañado, que si no no es lo mismo.

El Chimera, o Regina, se construyó en Turquía en 2011 y en 2016 se le dio un repaso a fondo. El placer de su cubierta es incomparable, con amplias zonas de relax y paseo sobre el mar, la mesa comedor para disfrutar de las mejores comidas o cenas en cubierta, o a resguardo en el gran y confortable salón con un gran piano blanco. Pero en su interior se esconden todas esas comodidades de los grandes barcos. Tiene capacidad para hasta 9 tripulantes en sus tres cabinas dobles, y 6 suites más para 12 pasajeros, todas con aseo y ducha propios, y de las cuales dos son master con camas dobles king size con todas las comodidades y la principal tiene hasta un walkin-closet, osea, un buen vestidor. Los acabados de todo el barco en maderas nobles se completan en el interior con paredes y suelos de mármol Afyon o encimeras de onyx y por supuesto todas esas cosas que uno desea para una vida confortable lejos de casa, aire acondicionado, pantallas de televisión 3D Led con conexión vía satélite, nevera, congelador, un bar, una máquina de café para prepararte los mejores cappuccinos o expressos, Play Station y Nintendo V (por si te aburre en algún momento el mar o se te hacen largas las noches) y un sinfín de complementos para disfrutar el mar, canoas, lancha, moto de agua…

Dos cosas en contra: si buscas velocidad no es tu barco, con sus dos motores a todo lo que dan sólo alcanza los 12 nudos; y en estos momentos está en el Caribe y no tenemos claro que se garantice que no tengas que ir a buscarlo allí, lo cual tampoco es mal plan si la vuelta es disfrutando del mar como sólo se disfruta al timón y las velas de un gran velero.

Lo vende Engel & Völkers French Riviera Yachting.

Meta información

Newsletter