Un jardín en el tejado.

El jardín de la azotea del edificio parisino de Hermès inspira su nueva fragancia.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

En el número 24 de Faubourg Saint-Honoré de París, se encuentra el edificio de Hermès. Pocos conocen que, en su azotea, florece un frondoso jardín. Lo cuida Yasmina, la jardinera, que planta, poda, riega y mima la magnolia, las lilas, los tulipanes, el romero, las rosas, el azafrán… Está lleno de gorriones este rincón al que se accede por una escalinata de piedra y que se recorre por baldosas sembradas entre el césped.

A este jardín en el tejado, está consagrada la edición 2011 de los Parfums-Jardins que comenzó en 2003 Jean Claude Ellena, nariz de la casa. El primero lo inspiró el Mediterráneo (Un Jardin en Mediterranée), el segundo, en 2005, el Nilo (Un Jardin sur le Nil) y el tercero, en 2008, las lluvias torrenciales de la India (Un Jardin aprés la Mousson).

Un Jardin sur le Toit (vap 100 ml, 90 euros, en tiendas Hermès, grandes almacenes y perfumerías selectivas) se presenta en un frasco verde que representa su frescura y, sobre todo, su luminosidad. En palabras de Ellena: “Y para que sea de verdad parisino, lo he regado con luz”.

Meta información

Newsletter