La belleza según Filorga.

Los laboratorios Filorga llevan casi cuatro décadas entregados a investigar y sublimar la belleza de la piel.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Nada como una obra de Renoir para imaginarnos que acariciamos un melocotón de
piel más suave que la de la propia fruta. (…) Renoir produce una sensación de delicadeza, una sensación ligera y agradable, a veces casi divina
“.

Así como Renoir dedicó su arte a representar la belleza, los laboratorios Filorga llevan casi cuatro décadas entregados a idéntico propósito: sublimar la belleza de la piel de la forma más natural. Fundados en 1978 por Michel Tordjman —médico y biólogo celular—, este grupo francés nació con la vocación de desarrollar productos antienvejecimiento destinados a la medicina estética. No fue hasta 2007 que, inspirados en los avances de su propia investigación especializada en inyecciones de ácido hialurónico, polirrevitalización y tratamientos mediante peelings médicos, desarrollan su primera línea cosmética. Desde entonces, Filorga mantiene una conjunción única con la arruga en el punto de mira: las técnicas más radicales en estética con el placer cosmético no invasivo.

Entre las diferentes líneas de productos de la firma destaca un combinado de alto voltaje destinado a contrarrestar los efectos del paso del tiempo por muy cruel que haya sido este. El secreto se encuentra en los ingredientes activos —ácido hialurónico y NCTF ®— de los tres actores principales de la gama.

Filorga Scrub&Mask. Es la primera mascarilla de textura evolutiva, que exfolia y oxigena la piel en un solo gesto. Se trata de una crema exfoliante que combina dos técnicas, la mecánica y la enzimática. Mientras primera ejerce un suave micropulido, la segunda imita el proceso de eclosión embrionaria estimulando la eliminación de las células muertas. Además, un sistema transportador de oxígeno impulsa la respiración de las pieles sin aliento. El resultado parece magia. La piel se alisa, los poros se cierran y el cutis vuelve a respirar. En apenas 5 minutos. Scrub&Mask puede utilizarse entre una y tres veces por semana, en función de cada tipo de piel.

Filorga Time-Zero. Tras la aplicación de la mascarilla, la piel ya está preparada para recibir al siguiente invitado, el serum Time-Zero. Un confortable fluido antiarrugas que, combinado con un gel efecto tensor persigue el cero absoluto. Es decir, cero arrugas, desde las superficiales, hasta las más profundas. La innovadora tecnología swirl (remolino) reúne dos fórmulas hasta ahora incompatibles que se conjuran contra el envejecimiento con una eficacia inédita. Y sí, el resultado de nuevo parece magia, pero no puede ser más real. La piel rejuvenece en cuatro dimensiones: relaja, revitaliza, alisa, rellena, perfecciona.

Filorga Time-Filler. Para completar la rutina global antiarrugas llega Time-Filler, el cómplice definitivo del efecto cero absoluto. Inspirado directamente en los tratamientos estéticos combinados (peeling y mesoterapia), Time-Filler es una bomba antiarrugas que actúa en todos los frentes. Y es que, además de los ingredientes habituales de la firma, esta crema de textura refrescante y elástica contiene una nueva generación de tripéptido (Synake) capaz de bloquear los receptores responsables de las arrugas. De nuevo la magia Filorga nos devuelve una piel digna de un Renoir: lisa, suave, aterciopelada, jugosa, fresca, luminosa.

Meta información

Newsletter