Read&Blues+por Ana M. Serrano

Una primavera con Francesca Woodman, la fotógrafa evanescente.

Phaidon reedita la monografía más completa de la legendaria fotógrafa americana. Con más de 250 fotografías, algunas inéditas, es la única publicación que indaga con profundidad en la vida y obra de Francesca Woodman.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Autorretrato a los trece años es la primera fotografía conocida de Francesca Woodman. Diez años después, poco antes de cumplir los veintitrés, saltó desde la terraza de su estudio en el Lower East Side neoyorquino. Se había instalado allí tras su regreso de Roma donde completó su formación en la escuela Palazzo Cenci. Antes, en la Rhode Island School of Design de Providence ya había experimentado con la imagen diluida y los interiores despojados. Pero fue durante su año italiano cuando se familiarizó con el surrealismo, el futurismo y la arquitectura clásica.

Tal vez su suicidio contribuyó a fortalecer la leyenda de una genialidad efímera truncada prematuramente por la depresión. Sin embargo su estilo fantasmagórico y su fascinación por la decadencia ya habían forjado una estética artística muy personal, inconfundible. Con su cuerpo y el de algunas otras mujeres como objeto exclusivo de su trabajo, Francesca Woodman recreaba ambientes inquietantes. Escenarios despoblados, fábricas abandonadas o decrépitas mansiones victorianas se convirtieron en los marcos perfectos para plasmar todo su universo creativo, a veces siniestro, otras romántico. Siempre turbador.

Excéntrica y brillante, la personalidad de Francesca se fraguó entre las tierras salvajes de Boulder (Colorado) y la apacible belleza de la Toscana. Siempre rodeada de arte y una infancia profundamente vinculada a la creatividad y la cultura abonaron el camino de una artista nata. Y es que Francesca Woodman, hija de un pintor y una ceramista y escultora, no hubiera podido ejercer otra profesión. Trabajaba en blanco y negro, formatos pequeños y casi siempre cuadrados. Sin ninguna posibilidad de calificar su fotografía como narrativa, cada una de sus imágenes describe un proceso empírico propio. Un estudio sobre los cuerpos difuminados entre luces dramáticas y sombras teatrales, tal vez las coordenadas sobre las que transcurrió su limitada existencia.

Coincidiendo con la exposición de Francesca Woodman recién inaugurada en el Museo Patio Herreriano de Valladolid y la inminente en el Espacio Bernal de Madrid el próximo 26 de abril, Phaidon reedita la monografía más completa de la legendaria fotógrafa americana. Con más de 250 fotografías, algunas inéditas, esta es la única publicación que indaga con profundidad en la vida y obra de Woodman. No sólo a través de la investigación de Chris Townsend, que relaciona el trabajo de la artista en EE.UU y sus influencias europeas. Extractos de sus diarios íntimos iluminan su pensamiento, proporcionando una visión única de sus métodos de trabajo.

+

Francesca Woodman. Autor: Chris Townsend. ISBN: 9780714844305. Precio: 75 €.

Meta información

Newsletter