Read&Blues+por Ana M. Serrano
cerrar

Mapas para viajar por los librosAventuras literarias: “No hacemos literatura de viajes, viajamos con la literatura”.

Aventureros del siglo XXI embarcados en la búsqueda de nuevos formatos. Es la esencia de Aventuras Literarias, la editorial especializada en mapas para amantes de los libros.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

El año de la Revolución, compró Torquemada una casa de corredor en la calle de San Blas, con vuelta a la de la Leche. Entre 1889 y 1895, Galdós escribió una tetralogía protagonizada por Francisco Torquemada. Un prestamista mezquino que hizo fortuna a base de acogotar a intereses a los infelices que caían en sus garras. En el Madrid actual, la calle de la Leche ha pasado a ser la de la Alameda y el edificio adquirido por el viejo usurero galdosiano, una linda fachada decimonónica pintada en albero y teja. También una de las 150 localizaciones que recoge el Atlas Literario del Madrid de Don Benito Pérez Galdós, publicado hace apenas un año M&S Aventuras Literarias.

No es el único mapa literario creado por esta joven editorial gijonesa. Antes de pasear del brazo de Galdós, Aventuras Literarias ya nos había hecho dar la vuelta al mundo con Phileas Fogg, recorrer el Londres de victoriano de Sir Arthur Conan Doyle o el inmediatamente anterior de Jane Austen, a través de atlas de época que reflejan los ambientes donde transcurrieron las novelas elegidas. También se han atrevido a adentrarse en el Japón milenario y los avistamientos yokai de los que fue testigo el profesor Benjamin I. Blackwood; incluso a diseccionar el universo de Ana Ozores en la Vetusta clariniana.

Sin otro criterio que el gusto personal y la pasión por la aventura y los libros, Mónica Vacas y Daniel Castillo se embarcaron hace casi un lustro en este proyecto tan pintoresco como encantador. ¿Su objetivo? Recuperar la fantasía, la mirada original del escritor, regresar al espacio (y el tiempo) de las ficciones que otros nos contaron. Y no han encontrado mejor y más delicada manera de hacerlo que recreando la cartografía de los lugares que aparecen en sus libros.

En Misterio y Sociedad de Aventuras Literarias no hay lugar para la fatiga. Sería impensable no estar en forma para abordar la inmensa labor de documentación, estudio e investigación que cada mapa requiere. Eso además de recorrer las ciudades al milímetro. Y es que su proceso creativo no se limita a marcar en un mapa cualquiera los cuatro garitos típicos de tiempos remotos. La elección del soporte es de por sí una aventura donde la estética juega un rol imprescindible. Se trata de mapas de época originales, cartografía clásica cuidadosamente elegida que los editores restauran y actualizan. En ellos señalan calles, plazas, iglesias, conventos, domicilios, comercios y lugares públicos. Los puntos de encuentro de los escritores con los lugares que aparecen en sus libros.

El formato, con variaciones específicas en función de la obra y el autor, es similar en todos ellos: un mapa plegado y encarpetado en papel de 70×100 cm. En cuyo reverso se detallan las localizaciones literarias.

En un mundo dominado por la tecnología no puede faltar el diseño web. A la edición en papel se une una versión digital con información adicional: fragmentos de las novelas, del texto original en el que se describe el lugar (en español y en V.O.); imágenes de época, google streetview y localizador GPS. Por supuesto, edición digital EPUB para descargar en cualquier dispositivo las obras a las que se refiere el mapa.

Además de la colección Ingenios y Literatura Metropolitana —el plano literario del Metro de Madrid con los nombres de las estaciones habituales reemplazados por escritores en castellano—, la editorial está punto presentar su último desafío: Paisajes  Literarios. Con la estética y la aventura por bandera, esta nueva colección se hunde el mundo del ensayo. Claro, sencillo y certero, evitando complejidades filosóficas, cada libro se adentrará en las especiales relaciones de ciertos autores con una ciudad. El París de Cortázar o el Nueva York de Auster serán las primeras en ver la luz acompañadas, cómo no, de un mapa desplegable y un cuaderno de notas de viaje.

Meta información

Newsletter