El 66 de Sunset Boulevard+por Adolfo Suárez
cerrar

Mike Mazurki, el tipo duro en el vídeo de Rod Stewart.

Mike Mazurki es una de esas caras que sabemos que hemos visto en algún sitio, en alguna película, pero que nunca recordamos en cual

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Mike Mazurki era tan gallego como Billy Wilder. Es una de esas afirmaciones pretendidamente graciosas que pueden servir para ser soltadas en una reunión con la estimable finalidad, dependiendo de la rimbombante manera con la que se suelte, de animar la velada o parecer un entendido en el tema ese de las pantallas.

Claro que para que funcione la audiencia a la que queremos impresionar tendría que saber quien es Mike Mazurki. Incluso tendría que saber quien es Billy Wilder, claro que eso es un poco más sencillo, sólo sea porque a la gente de ciertas cifras en su DNI le suene como el ser divino nombrado por Trueba al recibir su oscar por Belle Epoque. Que ya le tengan como uno de los mejores directores de cine de todos los tiempos, si no el mejor, es ya de nota, que se suele decir.

Pero me estoy andando por las ramas. Que no es que importe mucho, que lo mismo aún son menos los que a estas alturas del artículo siguen leyendo, y estamos tu yo solos en petit comite, pero tampoco es el caso de estar dando vueltas al asunto. En fin, resumiendo, que tanto Wilder como Mazurki nacieron en una de esas regiones europeas creadas para el suspenso de los estudiantes de los múltiples bachilleratos, Esos, Primarias y demás siglas creadas por las leyes educativas de este santo país. Se llamaba Galizia, como la nuestra, pero con Z y con menos marisco, y pertenecía al Imperio Austro-Hungaro hasta que un par de Guerras Mundiales más tarde ha terminado por repartirse entre varias banderas, de tal manera que Wilder ha terminado siendo polaco, y Mazurki, ucraniano. Y Peláez suspendido por no saberse el tema. Es lo que hay.

Pero habíamos dejado apartado la cuestión de la identidad de Mazurki. Para comenzar por el principio, su verdadero nombre era Mikhaił Mazurkiewicz, bastante más largo y menos hollywoodiense, y había llegado a Nueva York con su familia cuando tenía seis años, en 1913. Eso no nos dice demasiado, teniendo en cuenta la cantidad de europeos que cruzaron el charco en las primeras décadas del siglo pasado, Billy Wilder incluido, buscando el sueño americano.

Como debemos ser más específicos, Mazurki fue un actor. Un actor de esos que cimentaron la leyenda de Hollywood. Y no precisamente por su condición de estrella, si no mas bien por lo contrario. Fue uno de esos actores que ahora llaman de reparto y que antes llamábamos secundarios, que vienen a ser la salsa que necesita el ingrediente principal para ser apreciado. Porque para hacer de matón no puedes poner a José Luis López Vázquez, tienes que poner a tipos como Mazurki, con esa cara que parece de cemento armado, sus casi dos metros de estatura, su mirada torva, su presencia intimidatoria.

Mike Mazurki es una de esas caras que sabemos que hemos visto en algún sitio, en alguna película, pero que nunca recordamos en cual. El tipo que hace creíble los esfuerzos del héroe, del detective de la gabardina. Participo en 163 películas, que se dice pronto, con especial presencia en el cine de los años cuarenta, y nunca protagonizo ninguna, incluyendo su actuación en Con faldas y a lo loco, dirigida por Wilder, lo que la convierte en la película de Hollywood con más gallegos. O algo así…

Y si, para explicar el título, quizás alguien lo recuerde porque salía junto a Rod Stewart en el vídeo de su canción Infatuation, allá por 1984, en la época dorada de los vídeos musicales, donde su presencia era casi, casi, de estrella, aunque el personal es probable que se acuerde más de la melena rubia que portaba el amigo Rod, así que a lo mejor no es buena idea lo del chiste de los presuntos gallegos…

Meta información

Newsletter