El 66 de Sunset Boulevard+por Adolfo Suárez
cerrar

Llega de noche y las mejores películas para pasar miedo de este siglo.

Un recorrido por las mejores películas para pasar miedo que nos han dado las pantallas en lo que llevamos de siglo XXI.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Las películas para pasar miedo han existido desde el mismo momento del nacimiento del Séptimo Arte. De hecho, ya el mismo acto de entrar en una habitación a oscuras no es de las cosas más tranquilizadoras que existan, por mucho que ya nos parezca un hecho cotidiano. Por no hablar de que aquellas primeras escenas del cine donde un tren llegaba a la estación, lo que provocaron fueron los primeros gritos de terror escuchados en una sala, a cuentas de que la gente pensaba que iba a ser arrollada de inmediato.

Con el tiempo se fueron perfilando los diferentes géneros de terror, desde la aparición de los monstruos clásicos surgidos de la literatura, como Drácula o Frankenstein, hasta el terror psicológico de maestros del suspense como Alfred Hitchcock, pasando por la explosión del cine de serie B de los años 50 y sus invasiones de seres a cual más extraños y encantadoramente -sobre todo visto desde estos tiempos- aterradores.

Por supuesto, la irrupción del ordenador y la cada vez mayor calidad de las imágenes generadas digitalmente han supuesto un nuevo empuje al cine de terror donde criaturas cada vez más espeluznantes cobran vida con la insana intención de hacer que las pasemos canutas en el cine, que por otra parte es por lo que pagamos.

Claro que, ya sea por saturación o por que los efectos especiales han terminado por tapar la necesidad de buenos guiones, en los últimos tiempos han surgido un buen puñado de películas en los que domina más la búsqueda de nuevos territorios narrativos desde donde asustarnos que la simple exposición a monstruos más o menos detallados. La última de esa lista en llegar ha sido, precisamente, Llega la noche, que por no tener, no tiene ni definido de que debemos tener miedo, salvo quizás del miedo mismo.

En resumen, que puede que no sea Halloween, pero que esto de pasar miedo siempre nos apetece, y es un momento tan bueno como otro cualquiera para repasar un puñado de de las mejores películas de miedo que nos ha ido dejando el cine en lo que va de siglo.

<h2>It Follows, de David Robert Mitchell, 2014</h2> 1 / 17

It Follows, de David Robert Mitchell, 2014

Un arranque de lo más adolescente que no nos promete nada bueno va desembocando lenta pero firmemente en una incómoda y atrayente historia que nos hace disfrutar como si nos persiguieran a nosotros. Es lo de siempre pero distinto.

<h2>Insidious, de James Wan, 2010</h2> 2 / 17

Insidious, de James Wan, 2010

Desde luego, si hay alguien a quien preguntar como darnos miedo en el siglo XXI, ese es James Wan, director de tres de los taquillazos del género en estos últimos años, comenzando por la saga de Insidious y sus terrores de andar por… los sueños de uno mismo.

<h2>La cabaña en el bosque, de Drew Goddard, 2012</h2> 3 / 17

La cabaña en el bosque, de Drew Goddard, 2012

Trucos del mejor ilusionismo cinematográfico a mayor gloria de los clichés del género, Empezamos viendo una película de muchachada alegre y sensual llegando a la cabaña en el bosque del título que suena a carnaval sangriento para terminar viendo… si no la has visto, es mejor que lo descubras por ti mismo. Y que lo disfrutes.

<h2>Llega de noche, de Trey Edward Shults, 2017</h2> 4 / 17

Llega de noche, de Trey Edward Shults, 2017

No sabemos que hay exactamente ahí afuera, pero como nos dicen que hay que tenerle miedo, lo tenemos, faltaría más. Cine de terror de componente psicológico para pasar un rato de paranoia con una pizca de suspense. Un bocado apetecible, para entendernos.

<h2>Expediente Warren: The Conjuring, de James Wan, 2013</h2> 5 / 17

Expediente Warren: The Conjuring, de James Wan, 2013

Otra del Midas del terror, en esta ocasión retomando una idea tan usada como la de las casas encantadas para darnos miedo del bueno, usando la sencilla fórmula de esconder lo justo, aprovechar el momento para el buen sobresalto de toda la vida, dar ritmo a la historia y no pretender inventar la pólvora. Y funciona.

<h2>No respires, de Fede Álvarez, 2016</h2> 6 / 17

No respires, de Fede Álvarez, 2016

Nosotros, y los protagonistas, podemos ver, y sin embargo tenemos todo el miedo del mundo del que no puede hacerlo. El uruguayo Fede Álvarez, que también firmaba la puesta al día del clásico Posesión Infernal, nos lleva por el camino de la dulce amargura haciéndonos disfrutar de cada minuto de tensión. Y no son precisamente pocos.

<h2>American Horror Story, de Ryan Murphy, 2011</h2> 7 / 17

American Horror Story, de Ryan Murphy, 2011

Con seguridad, la mejor serie de terror de la década y parte del extranjero. Partiendo de guiones que más quisieran la mayoría de las películas del género y de repartos de campanillas, cada temporada es una agradable pero espeluznante revisión de los ambientes clásicos del terror. Obligatoria.

<h2>Tú eres el siguiente, de Adam Wingard, 2011</h2> 8 / 17

Tú eres el siguiente, de Adam Wingard, 2011

Puede que no sea la más original de las películas de terror, la más imprevisible, la que más sangre enseña o la que más explora nuevos territorios creativos. Pero es tan sumamente divertida asustándonos que nos habremos zampado dos cubos de palomitas antes de darnos cuenta de que no queremos que termine. Prueba y me dices.

<h2>[•REC], de Jaume Balagueró y Paco Plaza, 2007</h2> 9 / 17

[•REC], de Jaume Balagueró y Paco Plaza, 2007

Afortunadamente, había vida en el terror nacional más allá de las Historias para no dormir de Narciso Ibáñez Serrador y de las series Z de Paul Naschy, como ha podido probar el éxito de la cinta zombie de Balagueró convertida en saga al más puro estilo hollywoodiense.

<h2>La autopsia de Jane Doe, de André Øvredal, 2016</h2> 10 / 17

La autopsia de Jane Doe, de André Øvredal, 2016

Es tan delicada en meternos el desasosiego en el cuerpo, que cuando nos queremos dar cuenta ya no podemos escapar de ella, que es exactamente lo mismo que le pasa a los protagonistas. Inquietante y original.

<h2>Déjame salir, de Jordan Peele, 2017</h2> 11 / 17

Déjame salir, de Jordan Peele, 2017

Con más fondo -bastante más, en realidad- del que pueda parecer a primera vista, Déjame salir es una de esas películas que merece y necesita más de un visionado, lo cual no quiere decir que no se disfrute desde la primera visita que se le haga. Racismo y terror psicológico y social para una de las sensaciones de la temporada.

<h2>The walking dead, de Robert Kirkman, Frank Darabont y Greg Nicotero, 2010</h2> 12 / 17

The walking dead, de Robert Kirkman, Frank Darabont y Greg Nicotero, 2010

Los eternamente perseguidos protagonistas de una de las series con más éxito de la historia de la televisión se han encargado, entre huida y huida, de ser responsables de un auténtico estallido zombie en todas sus vertientes creativas, desde el cine a la literatura, con spin-off incluido en forma de serie. No es lo que comenzó, pero parece tener cuerda para rato.

<h2>Los Otros, de Alejandro Amenábar, 2001</h2> 13 / 17

Los Otros, de Alejandro Amenábar, 2001

Junto con su opera prima, Tesis, Los otros marca hasta ahora la cúspide creativa de Amenábar, que parece incapaz de crear de nuevo atmósferas tan inquietantes y perturbadoras como la de esa casa donde habita Nicole Kidman, sus dos retoños y… esos otros.

<h2>Saw, de James Wan, 2004</h2> 14 / 17

Saw, de James Wan, 2004

Otra de las películas de Wan que ha terminado por tener un recorrido en forma de saga casi interminable. Pero ninguna de sus cada vez menores continuaciones ha logrado igualar el choque de originalidad y brutalidad que supuso la primera entrega, un juego de espejos que mezclaba la intriga, el terror y el gore en dosis perfectas. Lo peor, sus secuelas.

<h2>Paranormal activity, de Oren Peli, 2007</h2> 15 / 17

Paranormal activity, de Oren Peli, 2007

Apenas 11.000 dólares bastaron en su momento para elevar esta reformulación de la idea de El Proyecto de la Bruja de Blair, con su formato de metraje encontrado, a la categoría de fenómeno de masas, que por encima de su calidad, ha terminado por convertirse en su principal atractivo.

<h2>28 días después, de Danny Boyle, 2002</h2> 16 / 17

28 días después, de Danny Boyle, 2002

A ver, que The Walking Dead no ha inventado nada, salvo quizás explotar el lado sentimental y social del apocalipsis zombie. Pero muertos andantes ha tenido el cine desde que Romero se los sacó de la manga en los 60. Y con más que buenos ejemplos, como este acercamiento al género de Danny Boyle, más que encomiable.

<h2>Sinister, de Scott Derrickson, 2012</h2> 17 / 17

Sinister, de Scott Derrickson, 2012

Lo mejor que se puede decir de Sinister es que da miedo… bastante miedo. Y que lo hace sin enseñar sus cartas, mezclando subgéneros del cine de terror -posesiones, metraje encontrado, casas encantadas…- con mucha habilidad. Nada mejor para una noche de miedo sin más.

Meta información

Newsletter