cerrar

El estilo en la piel del tiempo: Berluti y Hublot, de nuevo el más difícil.Hublot Classic Fusion Chronograph Berluti.

Berluti y Hublot repiten esa colaboración de la que nace la segunda edición limitada del Hublot Classic Fusion Chronograph Berluti.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Una celebración siempre es una buena excusa para hacer grandes cosas. Por ejemplo, Berluti, la casa francesa de calzado de la mejor calidad famosa por la excpecionalidad y el tratamiento de las pieles, cumplía en el 2015 ni más ni menos que 120 años. Y qué mejor momento para hacer algo distinto, algo excepcional, como por ejemplo un reloj con la piel de Berluti. Pero no cualquier reloj, no, mejor un gran reloj. Digamos un Hublot. Berluti y Hublot convirtieron el Classic Fusion en una pieza a celebrar.

Pero con estilo, claro. Con el estilo que define a ambas casas. No es una labor sencilla aunque el resultado sea aparentemente sencillo. Una vez hecho a todo el mundo le parece sencillo. Había que hacerlo. Y había que hacerlo bien.

Los grandes relojes de Hublot tienen esa identidad sólida. La piel es algo más cálido. La correa de piel es un commoditie, como la de aligator o las de acero o titanio. No sería mucho celebrar ni nada excepcional una simple correa de piel de Berluti. No. Pero integrar la piel en la esfera sin que el Hublot pierda identidad… eso, eso era otro cantar. Y el resultado lo pudimos ver y disfrutar el pasado año: el Classic Fusion Berluti Line. Inimitable, y me apunta el corrector automático que igual quiero decir “inmutable” por una vez con cierta razón.

Todo podía haber acabado ahí. Afortunadamente no. Este año Berluti y Hublot felices con el resultado se lanzan a un más difícil todavía, integrar también la piel de Berlutti en el Chronograph: el nuevo Hublot Classic Fusion Chronograph Berluti. Podríamos preguntarnos dónde está la complicación si hecho uno… pues en esta ocasión está en los dos contadores a las 3 y a las 9, que se tienen que integrar en la piel, algo que debe ser un reto significativo aunque, como decía, se nos antoje sencillo. ¡Qué va!. Incluso con la gran esfera que alberga su generosa caja de 45mm.

El resultado es grandioso, una vez más (y era difícil) con un inmenso estilo que se redondea en dos acabados diferentes. El más llamativo es quizás el acabado en King Gold de 18 kilates con correa marrón de piel satinada Venezia de Berluti. Pero importante es también la elegancia de la versión en cerámica negra, también con correas de piel satinada Venezia de Berluti, en negro. Fieles ambos al estilo Hublot, en la piel del fondo de la esfera están grabados la marca y el “Automátic”, y el Scritto en las correas. Cristal de zafiro antireflectante, por supuesto, 280 piezas, 59 joyas, 42 horas de reserva de marcha, el cronógrafo HUB1143 de Hublot y hasta los 6 tornillos de titanio marca de la casa.

“Over the generations, Berluti has developed its exceptional expertise to perfect the patina of its leathers. Combining traditional craftsmanship with our technical expertise has enabled us to marry this natural material with the mechanical refinement of Hublot. With a coordinated style from wrist to toe, the modern gentleman is the epitome of elegance!” dice Ricardo Guadalupe, el CEO de Hublot sobre Berluti y esta colaboración.

El nuevo Hublot Classic Fusion Chronograph Berluti pide a gritos unos clásicos zapatos de Berluti, sin duda, (que no acompañan al reloj y tendrás que comprar a parte) para componer un estilo perfecto que tanto te vale con vaqueros y un informal blazier como con un fino, serio y entallado traje. Pero de cada modelo, en oro y en cerámica negra, se harán tan solo 250 unidades. No es mucho para un mundo tan grande lleno de amantes de Berluti y Hublot. La suma es siempre más.

Meta información

Newsletter