cerrar

Placer mundano.

El Naturalista presenta, además, un interminable compromiso con el medioambiente y con diferentes proyectos sociales.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

El Naturalista reivindica su razón de ser así: “Ser naturalista implica respetar una filosofía rica y profunda que confía en la vida y atribuye todas las cosas a la naturaleza como principio primero”. ¿Su símbolo? La rana. ¿Su significado? La rana “simboliza la tierra fecundada por el agua y encarna el placer mundano, sencillo. La rana representa la lucha permanente contra el estancamiento y refleja un carácter inconformista”.

Desde el año 2003 la firma, con sede en Pamplona, envía a más de 50 países sus creaciones fabricadas en Quel (La Rioja), una región cuya tradición zapatera se remonta a varios siglos y cuyos conocimientos y modos de trabajar han sido transmitidos de padres a hijos. Muchos de los pasos del proceso de fabricación de sus zapatos se realizan de forma artesanal, como el cosido a mano. Pero además de por su impecable manufactura, El Naturalista presenta un interminable compromiso con el medioambiente y con diferentes proyectos sociales (en especial en Perú, Tanzania y Haití) a los que dedica buena parte de sus ingresos desde que comenzara su andadura.

Uno de los rasgos más característicos de El Naturalista son sus suelas. Cada una cuenta una historia y van yo 40 diferentes, extraídas todas de distintos viajes desde los jardines zen japoneses a las Taigas de Rusia o el Árbol de la Vida de Norte Europa. Su nueva colección, Re-Evolución, mezcla como ninguna otra hasta el momento la moda y el confort. Presenta ocho líneas distintas entre las que vamos a destacar los zuecos de suelas de madera flexible fabricadas con pino español; los zapatos de yute 100% natural y repelente al agua que, al no deformarse ni generar olor, hace que estos modelos sean eternos; y las sandalias que mezclan el cuero natural con tejidos de algodón estampados con mariposas, bosques o flores y lisos en tonos granada, viola, maíz, hidro, niebla y henna. Para terminar este review, el párrafo de presentación que incluye la casa en su dosier: “El mundo es un milagro permanente. La vida es maravillosamente simple, cada flor es deliciosamente complicada. Texturas, colores, líneas, olores. Todo cuenta para vivir en armonía. Todo vale para sentir de un modo diferente”.

El naturalista

Una colaboración especial de:K.

Meta información

Newsletter