cerrar

¿Su encendedor hace “cling”?

Si no, no es un auténtico S.T.Dupont, firma que supo convertir un defecto de fabricación en un signo de distinción social.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Fundada en 1872, comenzó siendo una casa de maletas y baúles de viaje confeccionados en piel y con incrustaciones de ébano y marfil. Pero, la imposibilidad de hacerse con estos materiales durante la Segunda Guerra Mundial, llevó a Lucien y a André DuPont a pensar en un nuevo producto que comercializar. Habían fabricado anteriormente un encendedor para el Marajá de Patiala y, como dominaban su proceso de fabricación y conseguir los materiales no presentaba gran dificultad decidieron dedicarse, temporalmente, a ellos.

Así lanzaron en 1941 el Línea 1, primero en gasolina, después en gas. Por tamaño y diseño, obtuvo un éxito inmediato, éxito que se repetiría con el lanzamiento del Linea 2, en 1976. Curiosamente, este segundo modelo salió defectuoso y al abrir su tapa hacía “cling”. Este sonido nunca se corrigió porque a los clientes les encantaba que todo el mundo supiera, incluso a oscuras, que se trataba de un auténtico S. T. Dupont.

Para celebrar el 70 aniversario de su primer encendedor, la marca francesa de lujo edita el clásico Línea 1 en su versión vintage de oro amarillo (400 euros), por supuesto, con “cling” incluido.

 

 

Meta información

Newsletter