cerrar

Vídeos

cerrar

El sonido invisible de los altavoces In-Akustik AmbienTone nº4.

El sistema que convierte en invisible el sonido es de la marca alemana In-Akustik. Altavoces que suenan y no se ven.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

In-Akustik es una compañía alemana especializada en altavoces, cables y distintos accesorios y complementos para el mejor audio. Dentro de su catálogo nos encontramos con una completa gama de altavoces invisibles, como por ejemplo la AmbientTone Nº4.

Este modelo ha sido concebido de modo que se integre sin fisuras ni enganches visibles en paredes de yeso, pudiendo ser instalada, sellada y pintada, incluso también decorada. De esta forma puede satisfacer las exigencias más rigurosas y detallistas de un espacio determinado.

Tambien, In-Akustic y su modelo AmbientTone han realizado un diseño electroacústico de lo más avanzado y cuidadoso que garantiza que una prácticamente nula reducción de la calidad de sonido incluso en paredes de pladur de varios milímetros de espesor.

Su instalación no resulta demasiado compleja ya que, como se observa en el vídeo, basta con crear una fina pared falsa en la que se colocan empotradas las pantallas. Unos paneles de yeso y unos sencillos pasos y los altavoces ya están listos. Una vez conectados, montados y sellados, AmbientTone se puede ocultar a su vez con un papel tapiz, pintado o incluso enyesado. La pérdida de calidad de sonido será absolutamente mínima incluso con una capa de un grosor de hasta 2mm, lo que permite multitud de posibilidades.

Este sistema es perfecto para amantes de los espacios diáfanos, así como para salas de reuniones, restaurantes, pequeños salones de actos, sala de yoga o un cine en casa sin que la aparatosidad de sus diferentes componentes eche a tras a los amantes de este sencillo lujo.

Con su sistema de altavoces de dos vías basado en transductores de panel plano de última generación, Ambient Tone demuestra tener una elevada combinación de versatilidad y elegancia al servicio del diseño de interiores más estricto y detallista.

El equipo consta de unas cajas acústicas con un sistema de 2 vías equipado con un altavoz plano de altas prestaciones, amplia banda pasante y elevada dispersión. Tiene una frecuencia de respuesta de 80-18.000 Hz, una sensibilidad de 92´5 dB/W/m y una impedancia nominal de 6 ohmios. La potencia máxima que admiten es de 60 vatios, que no está nada mal, y un nivel de presión sonora máxima de 108 dB.

Las pantallas son rectangulares, con 50 cm de ancho y 62´5 de alto, y un grosor de 4´4 cm. Llevan una protección a sobrecargas frontal y pesan 5´8 kilos. Su precio es de 1.429 euros e incluyen un cable de altavoz de 10 metros de alta calidad, la misma que suele dotar In-Akustik a sus productos.

También hay disponibles en el mercado dos opciones de menor potencia, con 40 y 15 watios respectivamente.

Meta información

Newsletter