cerrar

No sin mi Boombox.

¿No ha sentido un vuelco en el estómago al ver el Boombox? Se llama nostalgia y sucede cuando, al ver algo...

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

¿No ha sentido un vuelco en el estómago al ver el Boombox? Se llama nostalgia y sucede cuando, al ver algo, se nos vienen a la cabeza y a la tripa un millón de sensaciones, imágenes y recuerdos que teníamos por ahí agazapados. Este Boombox (399 euros) es idéntico al que tuvimos hace mil años en casa. Pero éste de TDK mezcla lo mejor de la estética de los 80 con lo último en tecnología.

Integra dos altavoces de aspecto retro que proporcionan una potencia de 20 w. En el frontal negro piano lleva dos controles de aluminio giratorios y botones que se encienden en color rojo al pasar el dedo por encima. Con ellos se controla la fuente de música, los graves y agudos, el volumen, las canciones, los artistas… Y las barras del ecualizador ¡se mueven al ritmo de la música!

Está preparado para ser conectado al iPod y el iPhone, y a otros reproductores y teléfonos y memorias USB. Además, un sintonizador ofrece cinco presintonías de FM. Y como ya no te puedes imaginar la vida sin él, viene con un asa acolchada de aluminio y una banda para colgar del hombro. Y, claro, también funciona a pilas.

 


 

Meta información

Newsletter