Cavitarse uno mismo.

Cavislim es el primer aparato de cavitación de uso casero. Para operarse uno mismo la celulitis...

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Si hasta no hace demasiado lo más rompedor en tratamientos de instituto que ayudan a eliminar la celulitis y la grasa y a moldear la silueta era la cavitación, ahora lo más es… ¡hacérsela uno mismo en casa!

La cavitación es una técnica que consiste en romper los depósitos de grasa golpeándolos con micro burbujas de vacío que se generan a través de ultrasonidos. Aunque suena terrible no duele nada. Lo bueno es que se puede aplicar en zonas muy concretas (las más afectadas) y parece que resulta tan eficaz como rápido.

En vista de sus ventajas y de que es absolutamente inofensivos (y no invasivos) Tecnovita by BH acaba de lanzar al mercado la versión doméstica de estos aparatos de uso profesional. Cavislim (disponible en dos modelos, desde 1300 euros) se debe usar en sesiones de 30 minutos dejando entre unas y otras un descanso de 72 horas, tiempo que se toma el organismo en expulsar la grasa. Hay que graduar la intensidad de Cavislim según el nivel de adipocitos presentes en cada parte (muslos, tripa, antebrazos…); también el modo de emisión de ultrasonido y el temporizador. Pero tranquilo, un manual y un DVD con vídeos explicativos ayudan a familiarizarse con su manejo.

Es caro, sí, pero sirve para toda una vida y se puede compartir…

Meta información

Newsletter