BC

Business Club

cerrar

1.600.000€. Precio de salida para un Lusso de Ferrari del 63.

Es la primera vez que este vehículo sale a subasta lo que hará que su precio final pueda acercase a los 2 millones de euros.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • Linkedin
  • WhatsApp

El próximo miércoles 4 de febrero, una vez terminado el Festival International Automobile, París vivirá una jornada especial a golpe de subasta; RM Auctions organiza en Place Vauban, con vistas a la Torre Eiffel, la subasta de varios vehículos de lujo entre los que descubrimos un Lusso de Ferrari.

Se estima que el precio final por el que algún coleccionista acabará haciéndose con este vehículo estará entre 1.600.000 y 1.900.000€ y el motivo de un precio tan elevado no es sólo uno sino un pequeño compendio de características que hacen de este vehículo y de esta subasta algo único.

Que el Lusso -Ferrari 250 GT/L- se convertiría en un coche clásico es algo que ya se preveía desde su mismo estreno; sólo se fabricaron unas 350 unidades en sus dos años de producción y la exclusividad que suponía un número tan bajo auguraba su ser de vehículo clásico. Además, el Lusso conquistó a propios y extraños desde su primer modelo y el hecho de que Steve McQueen o Eric Clapton condujesen uno le otorgó un extra de celebridad.

A esto hay que sumar el hecho de que el este Lusso, el que su subasta el miércoles en París, nunca antes ha formado parte de lote alguno y esto no es un asunto baladí: por una parte el hecho de que haya vehículos que van de subasta en subasta buscando dueño no deja de restarles valor como tampoco deja de sumárselo el hecho, como sucede en este caso, de haber formado parte durante largo tiempo de una colección privada pues se le suponen ciertos cuidados impropios de un vehículo que haya pasado por muchas manos.

De este Lusso, al que corresponde el número de chásis 5085 GT, se sabe poco, lo que RM Auctions, con la colaboración de Ferrari, ha podido desvelar; fue vendido originalmente en Italia para después ser exportado a Estados Unidos, de las manos de un médico americano pasó a las del coleccionista que lo subasta en estos días; se trata de une vehículo estupendamente conservado, una sorpresa para la comunidad Ferrari y una tentación que supera de largo el millón de euros sólo al alcance de unos pocos.

Meta información

Newsletter