Oh! es el nuevo universo onírico de Marcel Wanders… y dos torres de lujo en Quito.

La riqueza del interiorismo de Marcel Wanders nos sorprende desde las dos torres más bellas de Quito. Oh! es algo más que su nombre, es también nuestra reacción ante tanta belleza.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Marcel Wanders, en un mundo de cuento, hubiera sido el diseñador del País de las Maravillas de Alicia, que no hubiera sido de ella sino de él por más que ella protagonizara la historia; sus diseños, ya sean de producto o de interiores, son siempre ricos e imaginativos, innovadores, sorprendentes y únicos, son siempre muy Marcel Wanders. Pero, además, en esta ocasión no viaja solo sino que protagoniza una más de esas colaboraciones suyas que nos hacen admirar más si cabe su trabajo.

Detrás de Oh! no sólo está Marcel Wanders, está también YOO, una firma de diseño fundada por John Hitchcox y otra de las firmas más célebres del diseño contemporáneo, Philippe Starck. Para completar un elenco de arquitectura y diseño de auténtico lujo, Wanders & YOO se ha aliado con Uribe & Schwarzkopf, una de las constructoras más importantes de Ecuador ¿el resultado? un Oh! grande e inmenso en forma de dos torres que llegan con la certeza de ser las más bellas de Quito.

102 apartamentos distribuidos en dos torres y diseñados con tres patrones: uno, dos y tres dormitorios; hasta ahí todo parece normal pero, a la vista de lo que hacen Uribe & Schwarzkopf y Wanders & YOO con las zonas comunes, comenzamos a descubrir la excepcionalidad de estas dos torres: SPA, cancha deportiva adaptable para la práctica de diferentes deportes -que no todo en el mundo es fútbol o padel-, gimnasio, club infantil, cine al aire libre ubicado entre los árboles en el piso 21, salas de juegos o de negocios, terraza comunitaria desde la que ver el atardecer y una sala adicional de yoga.

En cuanto a los apartamentos, no son todos iguales porque la excepcionalidad de estas dos torres exige un mínimo irrenunciable de exclusividad; además de presentarse en tres distribuciones según el número de dormitorios, lo hacen en tres estilos diferenciados: fuego, aire y tierra, como los elementos de la naturaleza. Los apartamentos de fuego lucen un interiorismo de contrastes, con un punto interesante de agresividad pero sin perder la armonía que es tan propia de Wanders; por su parte los apartamentos de aire tienden a la serenidad en tonos suaves mientras los de tierra se decantan por tonos más cálidos y amaderados.

El sello de Wanders se percibe en todos los detalles, también en el uso de las alfombras, en las lámparas -entre las que descubrimos diseños de Moooi presentados en Milán el pasado año- o en los jardines colgantes. Lo cierto es que ante estas dos torres sólo podemos decir… Oh!.

Meta información

Newsletter