Read&Blues+por Ana M. Serrano
cerrar

La no ficción periodística: Seis libros sobre periodismo que todo periodista debería leer.

Periodismo literario, periodismo narrativo, reportajes novelados, literatura periodística. ¿Qué tienen en común periodismo y literatura?

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Periodismo literario, periodismo narrativo, reportajes novelados, literatura periodística, el periodismo como género literario. Las diferencias, semejanzas, contradicciones y afinidades entre la literatura y el periodismo han sido objeto de polémica desde que, en siglo XVIII, comenzaron a esbozarse los primeros noticieros periódicos.

A favor y en contra de esta extraña relación conyugal se han derramado ríos de tinta. Y en ello seguimos. Sin embargo, al margen de teorizar al respecto, es innegable que cuando García Márquez y Rodolfo Walsh publicaron sus primeros e inmensos textos de no ficción, Relato de un náufrago y Operación masacre, la reconciliación entre la pareja supuso un hecho no sólo recomendable, sino tremendamente enriquecedor.

Porque no da igual contar una historia de cualquier manera. Aunque sea real, tremebunda o poco glamurosa. Porque no da igual narrar cómo un incendio se propagó por todo el edificio en pocos minutos que escribir, como Juan Villoro, sobre “las lenguas amarillas que salían por las ventanas”.

Escribe Leila Guerriero en su libro Zona de obras que el periodismo narrativo se construye sobre el arte de mirar. ¿Y después? Organizar un material de dimensiones monstruosas para lograr un texto que fluya, que entretenga, que sea eficaz, que tenga climas, silencios, datos duros, equilibrio de voces. Y esa labor requiere una arquitectura tan compleja como la de una buena novela o un cuento magistral que sólo se consigue leyendo a los demás. Exprimiendo los textos de escritores-periodistas-poetas que a su vez exprimieron los textos de otros escritores-periodistas-poetas.

Eso hizo ella con Gay Talese y Tom Wolfe, los padres del llamado Nuevo periodismo, que no hicieron más que recuperar el buen periodismo (exquisito, diría yo), la crónica como género. Es decir, exprimir los textos de escritores-periodistas-poetas que a su vez exprimieron los textos de otros escritores-periodistas-poetas. Como hizo Martín Caparrós, el gran cronista que es hoy, con la prosa seca y brutal de su maestro Rodolfo Walsh. Como hicieron Oriana Fallaci, Vázquez Montalbán o Tomás Eloy Martínez.

Es decir, construir historias reales sobre una base fundamental: la escena que sucede ante tus propios ojos. Beberse a morro las letras ajenas para, una vez digeridas, ponerles tu propia voz. Leer, siempre leer. Novelas, cómics, reportajes, cuentos, artículos, crónicas… Porque es nuestra obligación recuperar, mantener el periodismo brillante, imitar la mirada incesante de los grandes cronistas de ayer y de hoy, el genio, el tono, la tensión de los periodistas narrativos que enriquecen la profesión. Y enorgullecerse de ello.

<h2>'El motel del voyeur'. Gay Talese. </h2> 1 / 6

'El motel del voyeur'. Gay Talese.

Con él llegó el escándalo durante los últimos días de 2016. La publicación del Motel del voyeur desató tal polémica en los medios que el maestro de la crónica, el padre de (casi) todos los perfiles de las últimas décadas decidió dejar de hacer publicidad de su último libro periodístico. ¿Y todo por qué? Pues porque según The New Yorker, Gay Talese no había contrastado su fuente con rigurosidad. Y según Talese, su fuente, Gerald Foos resultó ser un fiasco.

El 7 de enero de 1980 Gerald Foos —el dueño de un hotel ubicado a las afueras de Denver (Colorado)— envió a Gay Talese una carta en la que narraba lo que hacía en su establecimiento: espiar a sus huéspedes a través de un conducto de ventilación adaptado por él mismo. El propio Talese comprobó por sí mismo el artilugio del voyeur. Y husmeó y vio a una joven pareja practicando sexo oral. Lo cuenta en el libro que, tras más de tres décadas se decidió a publica, tras el levantamiento del “secreto del sumario” decretado por Foos. Y estalló la tormenta.

El motel del voyeur. Autor: Gay Talese. Alfaguara. ISBN: 9788420426648

<h2>'Lacrónica'. Martín Caparrós.</h2> 2 / 6

'Lacrónica'. Martín Caparrós.

En Sri Lanka estuvo a punto de sucumbir: Hubo un momento en que no pude más. Me quedaban tres días de trabajo y desistí. Convivir con aquellos indeseables que al rato iban a acostarse con niños de seis y siete años era mucho más de lo que su estómago podía soportar. Sin embargo lo escribió. A golpe de arcadas, la pluma de Martín Caparrós vomitó todo aquel infierno infantil alimentado por la depravación y la inmundicia adulta.

Martín Caparrós viaja de la selva boliviana donde se cuece la coca a las playas de Sri Lanka en las que los niños se venden por monedas; de los bombardeos aéreos de Belgrado a la bomba capitalista de Hong Kong; de las transexuales de Juchitán a los jirones de La Habana. Lacrónica es el resultado de 40 años de profesión de uno de los periodistas más respetados de la crónica latina.

Círculo de Tiza. ISBN: 978-84-944340-1-3

<h2>'Cronistas bohemios. La rebeldía de la Gente Nueva en 1900'. Miguel Angel del Arco.</h2> 3 / 6

'Cronistas bohemios. La rebeldía de la Gente Nueva en 1900'. Miguel Angel del Arco.

Alrededor de 1900 las redacciones de los periódicos estaban repletas de bohemios que acudían allí para calentarse o para demandar una colaboración. Eran “la Gente Nueva”, coetáneos y compañeros de café de figuras como Unamuno o Azorín.

Literatos que buscaban un periódico donde ganarse el sustento; pioneros del reportaje; escritores de crónicas cuando la crónica no era un género nuevo. A ellos —Antonio Palomero, Alejandro Sawa, Pedro Barrantes, Joaquín Dicenta y Luis Bonafoux— la historia del periodismo no les hizo justicia. Hoy, Miguel Angel del Arco recupera sus vidas y sus nombres, sus escritos y su enfoque novedoso, devolviéndoles el lugar que merecen.

Cronistas bohemios. Autor: Miguel Angel del Arco. Taurus. ISBN: 9788430618767.

<h2>'Crónica y mirada'. María Angulo.</h2> 4 / 6

'Crónica y mirada'. María Angulo.

En tiempos de periodismo exprés, explica el editor, deberíamos celebrar la existencia de un género como la crónica. Un género periodístico, un género literario por sí mismo, la conjunción perfecta entre la información sin adulterar y la belleza de la escritura. Herramientas de las que puede (debe) servirse todo periodista que aspire a cultivar su propia voz. El libro conjuga el punto de vista teórico de algunos investigadores, como Jorge Carrión y Roberto Herrscher, con las crónicas de Juan Villoro, Martín Caparrós o Leila Guerriero, que nos ofrecen un ángulo más práctico.

Libros del KO. ISBN: 978-84-16001-01-9.

<h2>'Los últimos mohicanos'. Manuel Vicent.</h2> 5 / 6

'Los últimos mohicanos'. Manuel Vicent.

El genio literario de Manuel Vicent y el arte gráfico de Fernando Vicente se unen en una obra que retrata un siglo de periodismo español, brillante e irreductible. Como sus autores. Desde el exceso desbocado de Blasco Ibáñez al compromiso social de Vázquez Montalbán, el libro recopila los perfiles literarios de los “últimos inmortales de periodismo español contemporáneo”. Corresponsales, cronistas y reporteros que se convirtieron en la conciencia social de toda una época: contundentes, subversivos, complejos, rebeldes, innovadores.

Los últimos mohicanos. Autor (es): Manuel Vicent. Alfaguara. ISBN: 9788420423678.

<h2>'Sostiene Pereira'. Antonio Tabucchi.</h2> 6 / 6

'Sostiene Pereira'. Antonio Tabucchi.

Cuando hablamos de periodismo, terminar con un grande como Antonio Tabucchi es de obligado cumplimiento, aunque título y texto sean pura ficción.

El Diario de Lisboa es el centro de operaciones de Pereira. Un periodista que redime en la sección cultural de este periódico local y mediocre sus más de tres décadas como husmeador profesional del morbo humano. Sangre, crímenes y muertos que en el Portugal totalitario de Salazar y una Segunda Guerra Mundial a punto de caramelo, el veterano reportero sustituye por una página de medio pelo y un colaborador, Monteiro Rossi, joven, combativo y dispuesto a (casi) todo.

Anagrama. Edición limitada en tapa dura. ISBN: 978-84-339-6128-0.

Meta información

Newsletter