Mmmm pero ¿a qué huele?

Reprima las ganas de agarrar este irresistible vaporizador y rociarse con su pera porque... no es un perfume ¡sino un ambientador!

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

De ahora en adelante, cada vez que alguien entre en su casa, exclamará lo mismo que el título de este post: “Mmmm, pero ¿a qué huele?”. Y usted, por toda respuesta, ofrecerá una sonrisa misteriosa. Y no es que no desee aclararle la duda a su invitado. Es que, sencillamente, no sabrá qué decirle.

Las fragancias contenidas en este maravilloso ambientador resultan tan deliciosas como indescriptibles. Sus nombres tampoco ayudan demasiado. A saber: Abd el Kader, Dadá, Mmm de la Vallière, Ernesto, Nazareth, Odalisque, Roi Sleil y Spiritu Sancti. ¿Qué tal?

El Cire Trudon (100 euros) está a la venta en BoMonde, una coqueta perfumería madrileña no autorizada para todas las pituitarias. Como el Cire Trudon. Su vaso de cristal ha sido soplado artesanalmente en Vinci (Italia) y, para atomizar el jugo por los dormitorios o el salón, dispone de una fabulosa pera dorada. Un toque chic de un ambientador que es en si mismo una pieza decorativa.

Meta información

Newsletter