Cesare Beccaria, de los delitos y de las penas.

Cesare Beccaria, jurista y literato, nació el 15 de marzo de 1738 en Milán.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Hablar de Cesare Beccaria es hacerlo de la justicia ilustrada, jurista y literato, es el autor del libro ‘De los delitos y de las penas’, una publicación en la que exponía los puntos de vista de la ilustración en lo jurídico, se trata de un escrito reformista y tendente a la libertad y la justicia cuya importancia es tal que sirvió de base para el planteamiento y desarrollo de las reformas penales acometidas en el S.XVIII, reformas que supusieron importantes pasos hacia nuestro código penal actual.

Se educó con los jesuitas y cursó estudios de jurisprudencia, se casó dos veces y tuvo tres hijos -dos de su primer matrimonio y uno más del segundo-; estudioso y pensador, formó parte del grupo que fundó el periódico Il Café y participó en tertulias políticas en Milán donde coincidió con los hermanos Verri, ellos fueron quienes lo animaron a escribir ‘De los delitos y de las penas’, una obra que fue traducida al francés y que le supuso un importante reconocimiento internacional; el propio Voltaire alabó esta obra y Beccaria fue invitado por los enciclopedistas a París. También tuvo detractores, entre ellos los jesuítas con los que se había educado.

Beccaria eran un amante de la justicia y consideraba esencial para el mantenimiento de ésta la claridad de las leyes, que los jueces no tuviesen más que limitarse a conocer los hechos y aplicarlas, no a interpretarlas. También consideraba esencial para el mantenimiento de un estado, cuya soberanía debía residir en el pueblo, que todos los poderes del estado las defendieran y ninguno las atacara.

En lo económico, Cesare Beccaria dejó escrito también sus Elementos de Economía Política, obra en la que defiende la libertad de comercio sin negar cierto margen a medidas proteccionistas.


Citas

1 / 6
Prohibir una multitud de acciones indiferentes, no es prevenir los delitos que puedan nacer de aquéllas, sino crear otros delitos nuevos.
Prohibir una multitud de acciones indiferentes, no es prevenir los delitos que puedan nacer de aquéllas, sino crear otros delitos nuevos.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
2 / 6
Las personas toman caminos diferentes buscando su realización y felicidad. Sólo por el hecho de no estar en tu camino no significa que están perdidos.
Las personas toman caminos diferentes buscando su realización y felicidad. Sólo por el hecho de no estar en tu camino no significa que están perdidos.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
3 / 6
¿Queréis prevenir los delitos? Haced que las leyes sean claras, sencillas, y que toda la fuerza de la nación se encuentre condensada para defenderlas, sin que, por el contrario, ninguna parte de la misma se emplee en destruirlas.
¿Queréis prevenir los delitos? Haced que las leyes sean claras, sencillas, y que toda la fuerza de la nación se encuentre condensada para defenderlas, sin que, por el contrario, ninguna parte de la misma se emplee en destruirlas.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
4 / 6
Haced que las leyes favorezcan menos a las clases sociales que a los hombres mismos.
Haced que las leyes favorezcan menos a las clases sociales que a los hombres mismos.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
5 / 6
Parece un absurdo que las leyes, esto es, la expresión de la voluntad pública, que detestan y castigan el homicidio, lo cometan ellas mismas, y para separar a los ciudadanos del intento de asesinar ordenen un público asesinato.
Parece un absurdo que las leyes, esto es, la expresión de la voluntad pública, que detestan y castigan el homicidio, lo cometan ellas mismas, y para separar a los ciudadanos del intento de asesinar ordenen un público asesinato.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
6 / 6
¿Queréis prevenir los delitos? Haced que la ilustración acompañe a la libertad. Los males que nacen de los conocimientos están en razón inversa de la difusión de los mismos, y los bienes lo están en razón directa.
¿Queréis prevenir los delitos? Haced que la ilustración acompañe a la libertad. Los males que nacen de los conocimientos están en razón inversa de la difusión de los mismos, y los bienes lo están en razón directa.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp

Meta información

Newsletter